Cultivo hidropónico

 

¿Es posible cultivar alimentos sin tierra?

La respuesta es sí, todo gracias al cultivo hidropónico. Su origen se remonta al siglo 600 a.c y su historia es una historia de amor. El por entonces rey de Babilonia, Nabucodonsor II, estaba profundamente enamorado de su mujer Amytis. Ella procedía de tierras lejanas, con exuberante vegetación y hermosas plantas, hasta más allá de donde alcanzaba la vista. Amytis sentía una gran nostalgia de su hogar y se llenaba de tristeza. Así, fruto del amor y del deseo de un rey por consolar a su esposa, surgen los primeros cultivos hidropónicos de la historia: los Jardines Colgantes de Babilonia, considerados una de las siete maravillas de la Antigüedad

El trabajo del agua

Su procedencia semántica se remonta al griego, “hydor”, que significa agua y “ponos”, que se refiere al trabajo. Básicamente, la hidroponía puede utilizar la disolución de minerales en lugar de recurrir a la explotación de suelo agrícola para hacer que los alimentos crezcan. Las raíces de las plantas quedan en suspensión mediante la utilización de soportes de diversa índole como la corteza, la grava e incluso la espuma. Todo ello sumando al elemento más importante de todos, el agua. En el caso de las fresas Monna Lisa y Lady Godiva, nuestros productores de la zona onubense plantan las matas en invernaderos de superficie horizontal sobre sustrato de fibra de coco.

Ventajas de cultivar en invernaderos hidropónicos

Lo primero que notaremos será la optimización de las condiciones de cultivo para que el rendimiento de la fotosíntesis sea lo más elevado posible. Esto genera un incremento en la productividad y un menor desperdicio del agua. El espacio de cultivo se aprovecha mucho más que con el cultivo tradicional, eliminando los problemas derivados del agotamiento del suelo. Todo ello permite que los gastos de explotación se reduzcan considerablemente a pesar de que la calidad del producto aumente. Las variedades de fresa cultivadas de forma hidropónica de las que disponen nuestros proveedores son; Fortuna, Rociera, Calinda, Savana y San Andreas.