Diferencias entre el aceite de oliva virgen y el AOVE

 

¿Qué es el aceite de oliva virgen?

Para crear un aceite de oliva virgen debemos contar con cuatro pasos básicos. La recolección del fruto, el transporte y su limpieza, la elaboración mediante centrifugación y la filtración final.

Generalmente el aceite de oliva virgen es extraído recurriendo al proceso mecánico de la centrifugación. Este proceso consiste en la separación del aceite de oliva de sus impurezas tras moler y batir la pasta de aceituna. Es un procedimiento que no recurre a la refinación y además es condición imprescindible para otorgar al producto la categoría de aceite de oliva virgen.

¿Qué es el AOVE?

El aceite de oliva virgen extra requiere de características adicionales para tener esta consideración. En ambos casos su extracción es realizada de la misma forma, pero es en el grado de calidad donde encontraremos las diferencias entre ellos. El AOVE debe cumplir en primer lugar un requisito de acidez, esta no debe ser superior a los 0,8 grados en ningún caso. En segundo lugar debe de tener una composición organoléptica. Con esto nos referimos a la impresión sensorial que el aceite es capaz de crear. Esta será toda característica excepcional que se perciba por los sentidos. El olfato, el gusto, el tacto y la vista son los jueces a los que hay que impresionar para poder recibir el titulo de aceite de oliva virgen extra.

¿Cómo obtenemos el AOVE hispalco bio?

El AOVE hispalco bio procede de una selección de aceitunas bio 100% hojiblanca. Estas aceitunas que se cosechan de manera temprana son prensadas en frío y la extracción de su jugo se lleva a cabo mediante centrifugación. Su composición se mantiene natural durante todo el proceso de creación y esto ayuda a mantener sus cualidades intactas para poder generar el efecto organoléptico necesario para ser considerado un aceite de oliva virgen extra de calidad premium.

¿Qué beneficios tiene tomar AOVE hispalco bio?

El consumo gastronómico del aceite de oliva virgen extra produce múltiples beneficios en nuestro organismo. Gracias a su alto contenido en acido oleico podemos colaborar al control del colesterol, las grasas saludables mejoran la circulación al reducir la presión arterial. Las grasas saludables monoinsaturadas del AVOE contribuyen a la protección del cerebro y aumentan la memoria. Por ultimo su poder saciarte puede ser el mejor aliado de las dietas de adelgazamiento y su carácter antioxidante retrasa el envejecimiento de la piel y fortalece el sistema inmunológico.

¡TODO VENTAJAS!