Hispalco abre sus puertas al mercado nacional

 

Entrevista a Pepe Beltrán, Presidente Ejecutivo de Hispalco
por Carla Almela

¿Qué circunstancias económicas le llevaron a tomar la decisión de empezar a operar como comercializadora de frutas y verduras solamente en el mercado internacional?

Desde pequeño siempre he tenido una gran pasión por el comercio. Tras trabajar en el mercado nacional y en dos casas exportadoras comencé a trabajar en una comercializadora, pasado un tiempo una empresa Holandesa se interesó por mi trabajo y llegamos a un acuerdo marchándome a trabajar a Holanda. Se ganaba más allí que aquí por el mismo trabajo. Esta decisión fue dura ya que dejaba en España a mi mujer y a mi hija, pero con el esfuerzo de mi mujer que también trabajaba y el mío conseguíamos que le dinero finalmente cundiera. Pasado este periodo una empresa suiza quiso que yo les representara en España y actuara como captador de productores y proveedores de fruta y verdura, mi respuesta fue que la única posibilidad de que formara parte de su equipo era el crear una sociedad en la que yo fuera el socio mayoritario. Fue difícil llegar a un acuerdo ya que la inversión inicial era alta, yo contaba con mi parte correspondiente pero ellos tuvieron sus dudas. Finalmente formamos una sociedad al 50%. Tras 8 años de trabajo conjunto decidimos que Hispalco pertenecería al 100% a la familia Beltrán y así ha sido.

¿Qué países son sus principales clientes?

Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Escandinavia, países del este de Europa, China, Singapur y por supuesto España. Estamos siempre dispuestos a atender a países emergentes siempre que existan garantías.

¿Confía realmente la comunidad internacional en las empresas españolas, teniendo en cuenta las circunstancias económicas del país derivadas de la crisis global de los últimos años?

Totalmente. Lo que hay que tener en cuenta a la hora de vender son las garantías. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El problema de las empresas y de los países es la pereza para encontrar las salidas y dar soluciones. Sin crisis no hay desafío, sin crisis no hay méritos. Hablar de crisis es promoverte y el callar es exaltar el conformismo. Hay que trabajar duro para sobrevivir a una crisis, hay que dejarse de tanta dolce vita.

Imagen Pepe Beltran

¿Qué condiciones han hecho posible la apertura de Hispalco al mercado nacional?

En los negocios, estás, o no estás. Ya que teníamos presencia en tantos países surgió la obligación de también estar presentes en España. Sobretodo para vender productos de calidad extra tanto de producción de origen nacional como de importación.

¿Qué diferencias encuentra entre el cliente mayorista español y el cliente mayorista internacional?

Para mí no hay diferencias, lo importante es saber hacer un trato teniendo en cuenta las características del mercado y la cultura del país en el que operamos. Se trata de no perjudicar a nadie y hacer que las equivocaciones se solventen.

El consumidor español está cambiando su comportamiento a la hora de seleccionar y comprar productos frescos. ¿Desde cuándo y de qué manera cree que esto está ocurriendo y cómo afecta a su estrategia comercial nacional?

El consumidor cambia de acuerdo a la oferta que se produce. Los productos tradicionales son los mismos, lo que afecta al proceso de elección del consumidor son los packagings más elaborados, las nuevas variedades con mayor calidad, el tracking y origen de productos frescos y las garantías de que lo son, la difusión en nuevos canales de comunicación que antes no existían..etc. En definitiva todo viene y vendrá del campo, la estrategia tanto nacional como internacional debe adaptarse a las nuevas necesidades de los consumidores.

¿Considera una apuesta arriesgada el hecho de seguir trabajando con mercados mayoristas en un momento de tantos cambios en el sector agroalimentario, cree que hay una crisis en el sector mayorista al introducirse nuevas formas de compra de productos frescos como la venta online?

Si, no se puede negar que existe una crisis en el sector, pero se podría considerar como una bendición para trabajadores, empresarios y gobiernos ya que se obliga a la inventiva, la creatividad y al descubrimiento de nuevas estrategias y formulas para salir adelante. En cuanto a la venta online creo que aun es demasiado pronto para que desplace a la venta tradicional, es difícil que lo haga con las exportaciones pero también debemos de tener en cuenta que la experiencia de compra del usuario es un factor más que favorece los sectores en los que operamos, en cuanto a productos frescos se refiere.